Mi perro tiene diarrea, ¿qué hago?

No será la primera vez ni la última ya que es normal que en algún momento de sus vidas, nuestros peludos tengan diarrea. Igual que los humanos. Por supuesto, hay veces que esconden un problema mayor y ante un síntoma así deberíamos ir al veterinario si la diarrea no se corta en 2-3 días, si hay sangre, si no tolera nada de agua, si está muy decaído o tiene más síntomas además de la diarrea.

Hay que tener cuidado porque podrían deshidratarse. Por eso, estaremos muy pendientes de la evolución y acudiremos al veterinario.

Hoy, queremos centrarnos en la diarrea puntual, esa que puede ocurrir por haber comido de más, por tomar algo que no debía, etc... Una diarrea habitual que podríamos cortar nosotros en casa. 

Tratamiento para cortar la diarrea.

Si es un perro sano y adulto se suele recomendar hacer ayuno durante unas horas, de 12h a 24h, únicamente hidratando con agua. De esta forma, limpiarán bien el estómago y podrán empezar poco a poco a introducir alimento de nuevo.

Entre los alimentos que ayudan a cortar la diarrea, podemos empezar por la famosa Sopa de Moro (en la web tenéis varias muy cómodas de preparar) y cuando veamos que las heces tienen más consistencia, podemos mezclarla con una carne blanca suave para el estómago, hervida y en poca cantidad para que el estómago no tenga que hacer mucho esfuerzo.

También destacamos el KK OK, el Firm Up! y el Superyellowkun, tres suplementos que podemos mezclar con una comida ligera y les ayudará a regular el tránsito y cortar la diarrea.

La importancia de los probióticos después de una diarrea

Además, es bueno añadir algún suplemento rico en probióticos y prebióticos naturales, de esta forma, ayudamos a equilibrar la flora intestinal y que se regenere. Por ejemplo, tenéis Anibio o MaxxiDigest

Otro suplemento que es un potente regulador intestinal y que puede ayudarnos a cortar diarreas y mejorar la flora intestinal es el GI Balance que además tiene probióticos. Se trata de un suplemento muy completo.

¿Cuándo introducir su alimento habitual?

Realmente, podríamos ir poco a poco añadiendo de nuevo su alimento habitual en su rutina siempre que las heces empiecen a tener una consistencia mayor y ya no sean líquidas pero es mejor empezar por carnes blancas, verduras como la zanahoria o la calabaza, frutas como la manzana...  

Durante unos días, podemos incorporar en su día a día latitas especiales para estómagos sensibles, que son bajas en grasas y tienen una composición ideal para perros con problemas de estómagos. La digerirán mejor. 

Iremos viendo cómo tolera el alimento y podremos ir volviendo a su alimentación habitual. Eso sí, estaría bien mantener los suplementos con probióticos para que se recupere bien y su flora intestinal se nutra de nuevo. 

1 comentario

  • Tiene menús adecuados para IBD?

    Amelia

Dejar un comentario