¿Por qué son buenos los caldos naturales para mi perro?

Hoy queremos hablaros de los caldos naturales. Un complemento ideal para meter en la dieta de nuestros peludos. Tanto si toman pienso, comida húmeda, cocinada o BARF, seguid leyendo porque seguro que os interesa conocer sus beneficios y cómo podemos dárselos.

TIPOS DE CALDOS

Para empezar, vamos a hacer un breve repaso de los caldos que tenemos en Tres Trufas. Por un lado, tenéis los caldos de Waniyanpi, hechos con ingredientes 100% naturales, como si el caldo lo hicieras tú en casa. Hay varios tipos y formatos y cada uno va indicado para algo concreto aunque, sin duda, todos son buenísimos y una buena elección. Podéis elegir entre caldo de ternera, de pollo y de cerdo ibérico. Para hidratar, para mejorar sistema inmune, poner a tope las articulaciones o tener buenas digestiones... Echad un ojo aquí.

Los caldos de Waniyanpi no solo llevan caldo de alguna proteína sino que mezcla verduras y suplementos para hacerlos súper completos. Por otro lado, tenemos también los caldos 100% naturales que son monoproteicos. Os dejamos enlace aquí. Podéis encontrar de ternera, de pavo, de pato, pollo, salmón, cordero, jabalí, ciervo... ¡Un auténtico manjar!

Por último, mencionamos el caldo de huesos de wagyu de Altudog que está hecho con huesos, zanahoria y vinagre de manzana. Un caldo completo para hidratar y cuidar a nuestros peludos.

¿PARA QUÉ USAMOS LOS CALDOS?

Los caldos tienen muchos usos y formas de darse y os contaremos algunas de las más habituales y las que a nosotros nos gustan más.

Los caldos sirven para hidratarse y además, se obtienen grandes beneficios. Una buena opción es incluirlos cuando hemos venido de un largo paseo o ruta y nuestro perro necesita recuperar energía. En vez de beber solo agua, el caldo no solo hidratará sino que le ayudará a reponer minerales.

Cuando hace mucho calor, como puede ser verano, es una buena opción para que se hidraten más de la cuenta. Además, si a nuestro peludo no le mola mucho beber agua y le cuesta, es una buena opción, al tener un rico sabor, les costará mucho menos. 

Si nuestro perro toma pienso y le cuesta comerlo, podemos echar un poco de caldo y lo haremos más apetitoso. Además, al tomar pienso, es bueno que beban más agua así que algo positivo por lo que añadirlo también en su alimentación, Por supuesto, podremos mezclarlo también con latas húmedas, comida cocinada o BARF. Y si toman comida deshidratada, podemos usar caldos en vez de agua para que tenga mayor sabor y más beneficios, por ejemplo, un aporte extra de colágeno que es ideal para cuidar las articulaciones. 

Y, por supuesto, también pueden tomarlo los gatos. Para ellos será un delicioso manjar y, con lo difícil que es muchas veces que se hidraten porque no les gusta mucho beber agua, así les resultará mucho más fácil.

¿FRÍO O CALIENTE?

Podremos dar el caldo a temperatura ambiente o enfriarlo un poquito si queremos que se refresquen. Además, podemos usarlos para hacer moldes ricos y divertidos. 

Si usamos los moldes para congelarlos, podemos dárselos luego como un heladito o bien dejar que se derrita un poco pero se quede igualmente fresquito

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados