Balance de 2020 en Tres Trufas

Un año de cambios y crecimiento

Si echo la vista atrás y recuerdo cómo ha sido este 2020, me parece irreal. Creo que ni en el mejor de mis sueños podría haber imaginado que lo que empezó un 3 de Junio de 2019, se convertiría en tan poquito tiempo en la tienda que es Tres Trufas a día de hoy.

Arranqué el año en el garaje de casa de mi madre. Tres Trufas nació ahí, primero solo ocupando un lateral del garaje y poco a poco llenándolo todo de tal manera que no entraban ya ni los coches. Por aquel entonces contaba con el apoyo de mi madre en los momentos donde había más volumen de pedidos, pero por esas fechas casi que podía apañármelas yo sola todavía.

Y ahora terminamos este 2020 a 400km de donde empezamos, en una nave que aunque en Julio me parecía enorme, cada vez la veo más justa de espacio y con un equipo de 3 personas: Asier y Sara en el almacén y María en la parte más técnica y creativa de la tienda.

A final de año está de moda hacer un balance, así que me apetecía recordar, mes a mes, cómo ha sido este 2020 en Tres Trufas. ¡Allá vamos!

De enero a diciembre...

ENERO

Enero arrancó con la resaca de nuestras primeras Navidades. Recuerdo la presión de tener que sacar todos los pedidos para que no hubiera ningún peludo sin su regalo en esas fechas. Sin duda, ese esfuerzo extra se vio más que recompensado cuando la mañana del 25 de Diciembre y la del 6 de Enero, había tropecientas menciones en Instagram de todos vosotros abriendo los regalos junto a vuestro perro o gato. No sabéis de qué manera me llena cada historia o foto que subís y, por supuesto, los mensajes que nos dedicáis para agradecernos el trabajo.

FEBRERO

Fue un mes que para mí marcó un gran punto de inflexión. Cada vez, era más evidente que el garaje se nos estaba quedando pequeño, así que empecé con el runrún de una posible mudanza. Sabía que tendría que irme a un sitio más grande. De hecho, recuerdo que cada vez que metía novedades (es decir, cada semana) temía decírselo a mi madre. Durante toda la etapa de Madrid, ella ha sido la encargada de colocar y organizar el almacén y, cuando estaba todo perfecto, llegaban 6-7 cajas nuevas y tocaba volver a ordenarlo. Ahora, cuando vuelvo a mi casa y bajo al garaje, veo dónde empezó todo y os aseguro que me parece algo imposible. No sé cómo pudimos organizarnos tan bien y cómo fuimos capaces de afrontar todos esos meses en el espacio que teníamos.

MARZO

Marzo venía fuerte y no lo sabíamos... Seguro que ninguno lo olvidaremos. Sé que empecé ese mes con mucha decisión y cada vez más centrada en buscar un espacio más grande para que Tres Trufas siguiera creciendo. Fue la primera semana de marzo cuando tomé una decisión: me mudaría con Brandon y Bora al norte. Mi pareja vivía en San Sebastián (País Vasco) y estaba entusiasmada con el cambio. Por supuesto, estos planes se vieron truncados por el coronavirus. Creo que nunca olvidaré ese viernes 13 de marzo (viernes 13... parece que hubiera sido elegido aposta) anunciando en televisión que toda España estaría confinada a partir del lunes. Fueron momentos de máxima locura sin saber qué iba a pasar. No sabíamos si podríamos seguir trabajando, si la mensajería continuaría haciendo envíos, si los proveedores podrían mantenerse. De hecho, ese sábado dejamos la tienda online abierta con la duda de si el lunes tendríamos que devolver todos los pedidos porque no nos era posible seguir en marcha.

ABRIL Y MAYO

Agrupo estos dos meses porque ambos puedo calificarlos de: locura. Afortunadamente, Tres Trufas siguió en pie y no solo no interrumpimos nuestra actividad en ningún momento sino que empezamos a crecer. Cada vez entraban más pedidos en la web y llegaban nuevos productos que hacían aún más agobiante trabajar en el garaje sin apenas espacio.

JUNIO

Parece que empezamos a ver la luz... España se estabilizaba en cuanto a casos de coronavirus registrados y la gente volvió a salir a la calle con precaución. Lo que empezó en marzo, tomaba forma ahora. Fui al norte a ver locales y naves y sabía que tenía que encontrar una pronto. Dicho y hecho. La nave en la que estamos ahora fue un auténtico flechazo. Abrieron la puerta y vi esa amplitud, numerosas estanterías infinitas que pensé: aquí. Este es el sitio. Recuerdo que veía todo el espacio y pensaba “yo creo que ocuparemos 1/3 de la nave” y, ahora mismo, mientras escribo estas líneas pienso “¡tenemos que reorganizar todo para tener más hueco libre!”.

JULIO

Por fin: el mes de la mudanza. Una de las situaciones más estresantes de mi vida. Supongo que todos los que lo hayan hecho alguna vez, entenderán de lo que hablo. Lo planeamos todo de tal manera que solo habría que dejar la tienda cerrada unas pocas horas (de la tarde del jueves a la mañana del sábado). En mi cabeza sonaba muy bien pero ¡qué ingenua era! Se alargó hasta casi el martes (tres días más de lo previsto). Eso sí, cuando vi todo colocado, sentí mucha satisfacción, fui consciente del paso tan grande que habíamos dado. Además, entró a formar parte del equipo Tres Trufas, Asier, un auténtico crack. No podría haber encontrado una persona mejor con la que empezar esta nueva aventura. Es el encargado de organizar el almacén, preparar vuestros pedidos y, en definitiva, se ha convertido en un pilar fundamental de Tres Trufas.

AGOSTO

Sentimientos encontrados. Cerrar la etapa de Madrid me costó un poco. Es donde empezamos, con ayuda de mi madre y, por supuesto, mi hermana (¡que luego se enfada!) que en abril y mayo estuvo al pie del cañón echándonos una mano. En esta nueva etapa en el norte ellas no podrían estar, sin embargo, siempre tengo en mente que quizás algún día (ojalá pronto), de alguna forma, Tres Trufas pueda volver a Madrid.

SEPTIEMBRE

En septiembre ya estaba más que asentada en mi nueva casa, también Brandon y Bora. Todo empezaba a tener aún más sentido. Los pedidos no paraban de aumentar, Asier hacía un trabajo excelente y todo funcionaba a la perfección. El cambio fue, afortunadamente, muy rápido y sencillo gracias a él.

OCTUBRE

Uno de los momentos más bonitos de nuestra vida: la llegada de Bimbo. Como casi todas las cosas buenas de la vida, llegan en un momento inesperado. No tenía pensado ampliar familia, pero no puedo estar más contenta de esta decisión. Volvemos a ser Tres Trufas gracias al pequeño becario y, la adaptación no ha podido ser mejor.

NOVIEMBRE

Tres Trufas vuelve a ampliar la familia. De cara a las fechas señaladas en noviembre y diciembre, sabía que necesitaba a alguien más ayudando en el almacén e ir lo más rápido posible para daros un servicio excelente. Y ahí es donde entra Sara, que si todo va bien, seguirá con nosotros, echando una mano a Asier y haciendo que todos los pedidos salgan lo antes posible. Además, se incorpora otra persona más, María. Otro gran pilar en el crecimiento de Tres Trufas. Ella me echa un cable en la parte más interna y creativa de la tienda.

DICIEMBRE

Un mes de locura. Muchos pedidos, muchos mensajes de apoyo y un balance perfecto en un año que para mí ha sido completamente irreal. No podría imaginar, a pesar de todo, llegar donde hemos llegado.

¿Qué nos depara 2021?

Para 2021 tenemos tantos, pero tantos proyectos... que, como digo siempre, LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR. El 1 de enero saldrá a la luz una nueva sección mensual muy divertida y en el primer trimestre de año daremos otro pequeño gran paso sacando a la luz un proyecto que llevamos tiempo dándole vueltas. Para ello, contaremos con la ayuda de Waniyanpi y Mr. Bones.

Bueno, y la pregunta del millón, ¿la tienda física para cuándo? Es algo que tengo en mente desde el primer día, no os voy a engañar, pero todavía hay que esperar un poquito. Es algo que tengo pendiente en un medio-largo plazo. Pero os prometo, que es algo que algún día tendremos. Sabemos que 2021 seguirá siendo un año de crecimiento y queremos llegar a todos los hogares con peludos.

Ya me despido de vosotros. Gracias por haber llegado hasta aquí, leyendo sobre la parte más personal de Tres Trufas. Gracias por cada mensaje, por cada palabra, por cada mención que nos hacéis. Gracias por confiar en nosotros, gracias por tanto durante este tiempo. Ni en mis mejores sueños podría haberme imaginado esto. Sin vosotros, no habría sido posible.

"Estoy segura de que 2021 seguirá siendo un año de crecimiento y queremos seguir contando con todos vosotros para vivir momentos especiales junto a nuestros peludos"

11 comentarios

  • Conocí Tres Trufas casi en su inicios y me alegra mucho leer todo esto. Se nota que ponéis el alma en cada cosa. El trato es inmejorable y tenéis una variedad de productos tan diferentes y maravillosos (aunque algunos huelan a muerto jajaja). Mi animal se pone súper nervioso cada vez que llega un pedido. Le pueden las ganas de saber qué nuevos y conocidos manjares hay dentro de la caja. Adoro verlo, cómo disfruta, y sabiendo que es natural. Ricky y yo no podemos estar más contentos de haberos conocido. Gracias. Feliz y próspero 2021.

    Tati
  • ¡Enhorabuena! La humana empezó a comprar para apoyar a la mujer emprendedora que está detrás de Tres Trufas y ahora la despensa está siempre llena de cosas que me hacen feliz 😏 así que solo puedo decir ¡guaucias! Y ¡feliz cambio de año!

    Balú y Berta
  • Me encanta las personas humildes que dan luz a los demás y que crecen día a día gracias a su esfuerzo, os merecéis ésto, ánimo, seguiremos con vosotros, killo, Popeye y Olivia, mis peludos, están encantados con vosotros, mil gracias,,

    Montserrat Rodríguez Sobrino
  • Me ha encantado este resumen 2020. Nosotros nos incorporamos en abril y ojalá os hubieramos conocido antes. Dais un servicio estupendo, teneis productos de calidad… una tienda 1p con un trato 10. Seguid así!!!

    Elena Revuelta
  • Si el 2020 os ha ido así de bien, que se prepare el 2021! Felicidades! Trepa y Gresca os seguirán apoyando con su voracidad. 🤣 Feliz 2021!!!

    Laura

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados