Kunkay - Arthrokun
Kunkay - Arthrokun

Kunkay - Arthrokun

Precio habitual
€27,75
Precio de oferta
€27,75
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Arthrokun es un suplemento natural que es ideal para tratar los síntomas de los procesos articulares degenerativos. Ayuda a promover la regeneración del cartílago, protege las membranas celulares del daño oxidativo producido por la inflamación, la disminuye y ralentiza la degeneración de articulaciones mientras calma el dolor.

¿Para qué perros está indicado?

- Para perros con osteoartritis que cursan con cojera (intermitente, crónica o exacerbada por el ejercicio, el reposo prolongado o las bajas temperaturas), dolor, movilidad limitada, engrosamiento capsular y crepitaciones en una o varias articulaciones.

- Perros con riesgo de desarrollar osteoartritis:
Medio riesgo: Razas grandes de rápido crecimiento con predisposición genética a desarrollar enfermedades ortopédicas del desarrollo como la displasia de cadera o codo y la osteocondrosis (Pastor Alemán, Rottweiler, Labrador Retriever y Golden Retriever).
Alto riesgo: Animales con enfermedades ortopédicas ya existentes (displasia de cadera o codo y la osteocondrosis), animales de edad avanzada o pacientes que sufren traumatismos (rotura del ligamento cruzado) u obesidad.

- Perros que tienen mucha actividad: Deportistas de canicross, agility, dog dancing, disc dog, dock jumping, bikejoring, skijoring, herding, mushing, etc.

Formato: 260 gramos

Ingredientes: Aceite de pescado (sardina), subproducto aromatizante (hígado hidrolizado de cerdo y pollo), HCl glucosamina (7.7%), sulfato de condroitina (3.3%).

Aditivos nutricionales: Productos naturales: Curcuma longa L.: Extracto de cúrcuma – 25 000 mg/kg; Aromas: Piperina – 250 mg/kg; Vitaminas: Vitamina C – 11 750 mg/kg, Vitamina E – 12 500 UI/kg; Oligoelementos: Selenio (selenito de sodio) – 8.8 mg/kg.

Componentes analíticos: Proteína bruta 7.90%; Fibras brutas 0.00%; Grasa bruta 47.86%; Ceniza bruta 20.58%; Ácidos grasos omega 3 15.00%; Ácidos grasos omega 6 3.13%

¿Cómo funcionan sus principios activos?

Vitamina E: La inflamación genera una gran cantidad de radicales libres, que a su vez aceleran el proceso inflamatorio. La vitamina E es uno de los antioxidantes más efectivos para proteger de la oxidación los ácidos grasos poliinsaturados constituyentes de las membranas celulares. Ésta evita la oxidación de los lípidos al eliminar los radicales

Vitamina C: Es el agente reductor más potente disponible para las células. La vitamina C regenera el enzima glutatión, neutraliza los radicales libres tanto intra como extracelularmente y protege contra la inactivación de proteínas mediada por radicales libres asociada a la rotura oxidativa de neutrófilos.

Selenio: Actúa como cofactor de la glutatión peroxidasa, un enzima antioxidante que protege los tejidos contra el estrés oxidativo, al catalizar la reducción de los peróxidos de hidrógeno e hidroperóxidos orgánicos y al regenerar la vitamina E.

Condroitina: Reduce la degradación del cartílago (inhibe las metaloproteinasas) y promueve su regeneración (estimula la producción de glucosaminoglucanos y la síntesis de colágeno).

Glucosamina: Posee efectos anabólicos sobre el cartílago como son la estimulación de la síntesis de glucosaminoglucanos y proteoglicanos. Además, también actúa reduciendo la degradación de proteoglicanos e inhibiendo la actividad de las enzimas degenerativas del cartílago (agrecanasas y metaloproteinasas).

Ácidos grasos Omega 3: Modulan la producción de eicosanoides, siendo los eicosanoides resultantes del metabolismo de los ácidos grasos omega 3 menos estimulantes de la respuesta inflamatoria que los resultantes de los ácidos grasos omega 6. Además, los ácidos grasos omega 3 son los precursores de las resolvinas y las protectinas, sustancias contrareguladoras de la inflamación que sirven como agonistas de los mecanismos antiinflamatorios endógenos y actúan de forma significativa en la resolución de la inflamación.

Curcumina: Su efecto antiinflamatorio está mediado por la inhibición de enzimas que median procesos inflamatorios como la COX-2, LOX e iNOS, la producción de citoquinas como el interferón gamma y el factor de necrosis tumoral, y la activación de factores de transcripción como NF-κB, y AP-1. Además, la curcumina actúa en múltiples puntos, ayudando a mejorar la cicatrización de la piel. El tratamiento con curcumina produce una reepitelización más rápida de la epidermis, un aumento de la migración de miofibroblastos, fibroblastos y macrófagos al lecho de la herida, una amplia neovascularización y una mayor deposición de colágeno.

Piperina: Aumenta la biodisponibilidad de la curcumina (sobre 20 veces), debido a la inhibición que ejerce sobre la glucuronidación hepática y el metabolismo intestinal de la curcumina.

¿Qué dosis debe tomar?

Importante consultar antes con un veterinario de confianza antes de introducir un nuevo suplemento en la dieta de nuestros perros. Y siempre introducirlo de forma lenta y observando cómo le sienta. A pesar de ser completamente natural, cada perro es un mundo. 

IMPORTANTE: No dar en perros con la coagulación alterada, administración conjunta con fármacos inhibidores de la agregación plaquetaria o procesos que cursen con hemorragia, tampoco en situaciones con deficiencia de hierro u otras enfermedades asociadas con el hierro.

Se puede echar la dosis recomendada en su comida: 
Perros <10 kg, dar media cucharada - El bote dura 2 meses.
Perros 10-20 kg, dar una cucharada - El bote dura 1 mes.
Perros 20-30 kg, dar una cucharada y media - El bote dura 20 días.
Perros >30 kg, dar dos cucharadas - El bote dura 15 días.

*Cada cucharada lleva unos 8,3 gramos.

En caso de:
- Osteoartritis: Se recomienda la administración durante al menos 1 mes y mantener mientas la sintomatología persista.
- Osteoartritis con sintomatología bajo control: Reducir la dosis diaria recomendada hasta la mitad como mantenimiento.
- Animales con medio riesgo de desarrollar osteoartritis: Administrar la mitad de la dosis diaria recomendada como tratamiento preventivo.
- Animales con alto riesgo de desarrollar osteoartritis: Empezar la administración antes de la aparición de los síntomas como tratamiento preventivo.
- Animales con un alto nivel de actividad: Administrar la mitad de la dosis diaria recomendada como tratamiento preventivo.